Economía

El Gobierno no logra aplicar la segmentación tarifaria y suspende los aumentos

Las boletas que llegarán en octubre, sin cambios. Aunque Energía anunció la implementación de nuevos importes para septiembre.

Aunque Energía anunció la implementación de nuevos importes para septiembre, los clientes de hogares pagarán por su consumo de este mes lo mismo que hasta ahora. Las boletas que llegarán en octubre, sin cambios.

El Gobierno decidió la suspensión de los aumentos en las boletas de luz en septiembre. Así se lo notificó la secretaría de Energía a Cammesa, la empresa mayorista del sistema eléctrico. Por esta razón, todos los aumentos anunciados para el mes que terminó ayer no se aplicarán durante octubre.

“Se instruye a vuestra compañía a aplicar, de manera excepcional y por única vez (…) para todos los segmentos de demanda residencial (…) los precios estacionales establecidos para el segmento nivel 2 (N2)”, dice una nota de la Secretaría de Energía girada a Cammesa.

Los segmentos «nivel 2» son aquellos que mantendrán los subsidios, como si nada hubiera cambiado en relación a agosto. Fueron identificados por el Poder Ejecutivo como «vulnerables» y siguen teniendo protección estatal en los servicios públicos.

De esta forma, las facturas de luz que recibirán los clientes de todos los segmentos en octubre, con los consumos de septiembre, tendrán los mismos valores que en los meses anteriores.

Cammesa, la administradora mayorista del sistema eléctrico, le había avisado a las distribuidoras (Edenor, Edesur) que iban a tener que pagar mayores valores por la electricidad que le llevan a sus clientes durante septiembre. Estas empresas luego se dan vuelta y le trasladaban esos importes a los hogares.

Pero ahora Energía le notificó a Cammesa que no habrá cambios. «De manera excepcional y por única vez», expresa la secretaría encabezada por Flavia Royón,  las distribuidoras pagarán lo mismo por la electricidad que hasta ahora y no le tendrán que pasar nuevas tarifas a sus clientes.

El Gobierno había anunciado aumentos del 50% para los clientes nivel 1 (los hogares que pierden todos los subsidios) y entre un 10% y 40% para los clientes nivel 3 (que mantienen los subsidios parcialmente). Eso quedará sin efecto, al menos, para octubre.

En el Gobierno entendían que esta instrucción solo abarcaba a los clientes nivel 1, es decir los clientes que perderán los subsidios. Pero tres ex funcionarios energéticos y tres ejecutivos de empresas leyeron la nota de Energía a Cammesa de otra manera: «no hay aumentos para ningún hogar, sea del nivel que sea».

Los gobernadores venían avisando al Poder Ejecutivo que «entraban como categoría 1 hasta la mitad de los clientes en ciertas provincias». Y, que en sus distritos, no había tantos hogares de alto poder adquisitivo.

La medida aplica para los clientes residenciales. En cambio, sigue en pie la suba de tarifas para electricidad en los usuarios generales (como comercios, o quienes usan electricidad en su actividad comercial).

Fuente: https://www.radiosudamericana.com/

Comentarios
Volver arriba