Opinión

¿Cómo podemos hacer una sociedad mejor? Por Javier R. Abrigo.

Hacer una sociedad mejor ¿solo depende de nosotros? La respuesta es única e irrefutable: SI. 

Cada día más, y no es por empezar con las estrofas de una canción de Valeria Linch, escuchamos, vemos y leemos constantes enfrentamientos entre integrantes de nuestra sociedad. La misma comunidad de la que somos parte y a la que parece, intentamos destruir, sin darnos cuenta que tambièn nos estamos "autodestruyendo".
 
La vida se nos está llenado de callejones que solo conducen a provocaciones, grietas y discusiones vacías, caducas y estériles. Donde aquel que más alto grita, mas fuerte pega o mas dinero tiene para "entongar" a los árbitros de turno se lleva la mejor tajada, sin importar los destinatarios de ese trastocado resultado. 
 
Pero... Hacer una sociedad mejor ¿solo depende de nosotros? La respuesta es única e irrefutable: SI. 
 
A mi entender, las pociones mágicas, los discursos demagógicos o soluciones al paso se acabaron o ya no sirven y en algunos casos, el remedio es peor que la enfermedad .. ya que solo exacerba mas a una turba fastidiosa y predispuesta al choque.
 
Cada uno desde nuestro lugar, haciendo lo que hacemos todos los días, pero de la mejor manera posible, con la seriedad, la tolerancia, firmeza y el amor que cada uno de nuestros pasos merece, sin dudas, parece ser un interesante desafío para recorrer este camino.
 
Educar nuestros hijos, saludar a nuestros vecinos, atender nuestros clientes, jugar con nuestros amigos, defender nuestros ideales y posturas, elegir nuestros enemigos, pedir un favor, gobernar, tomar decisiones, abrazar, pedir y aceptar disculpas, trabajar, transpirar, crecer, aprender, en síntesis ..vivir y dejar vivir.
 
¿Quién puede negarse cuando los resultados posibles parecen ser significativos y valederos? Pero, esa negación aparece o reflota cuando descubrimos que el camino que elegimos se nos torna un poco más largo y dificultoso o que nuestro vecino, socio, jefe, compañero de trabajo, enemigo intimo, etc, consigue llegar primero y algunas veces, mejor, utilizando aquello que nos prometimos desterrar y que relegamos al momento de la partida.
 
No sueño con la desaparición de River y Boca, Peronistas y Radicales, Bilardos y Menottis, Católicos y Protestantes, Negros y Blancos, K y anti "K" … solo  sueño y exijo que seamos lo que estemos convencidos de ser, con equidad y pasión, .... sino no seremos nada.

Comentarios
Volver arriba