“Eleanor Rigby”: una canción oscura, dos historias y la “perfección minimalista de Beckett”

Aunque ahora parezca inimaginable, las grandes canciones que Paul McCartney escribió para Revolver , una verdadera bisagra en la discografía de The Beatles , no estaban impulsadas por la confianza en sí mismo que, se supone, debía tener un artista de su calibre, sino por un palpable sentimiento de inseguridad.

McCartney, cuenta el periodista inglés Philip Norman en la excelente biografía del músico de 750 páginas publicada por Malpaso en 2017, estaba muy preocupado por lo que sucedería cuando alcanzara los 30 años (cuando se grabó Revolver , en 1966, tenía 26). Creía que el proyecto beatle ya estaría agotado y “se imaginaba a sí mismo como una persona de mediana edad que fumaría en pipa, llevaría una chaqueta de tweed con coderas -igual que su padre- y escribiría canciones ‘maduras’ que necesitaría para sobrevivir como artista”. El resultado de ese razonamiento fue “Eleanor Rigby” .

Ese nombre propio estaba tallado en una lápida de piedra del cementerio de la iglesia de St. Peter’s de Woolton donde Paul había conocido a John Lennon y por el que solían merodear cuando formaron los Quarrymen. Pero McCartney siempre dijo que había usado Eleanor por la actriz Eleanor Bron, parte del elenco de la película Help! . También contó que durante una visita a Bristol habría pasado cerca de la tienda de importadores de vinos Rigby & Evans y tomado de ahí el apellido de la protagonista de la canción.

Aunque tanto él como John siempre fueron reticentes a la hora de revelar los orígenes y el desarrollo de sus fantásticas composiciones, McCartney habría escrito en soledad la primera estrofa de “Eleanor Rigby”. El resto fue cobrando forma en la casa que tenía Lennon en Weybridge, con el aporte de todos sus compañeros de banda. Ringo tuvo la idea de la melancólica frase ” darning his socks in the night when there’s nobody there ” (“zurciendo sus medias en medio de la noche cuando no hay nadie allí”) y Harrison la del adhesivo estribillo “aah, look at all the lonely people” (“aah, mira a toda la gente solitaria”). Una vez terminada la canción, Paul se la presentó a Donovan y a William Burroughs, quienes la elogiaron y consolidaron la confianza que el bajista de The Beatles ya tenía de su futura repercusión.

La sesión de grabación se llevó adelante con el mismo acompañamiento clásico de cuerdas de Yesterday, aunque Paul le pidió a George Martin que los arreglos tuvieran un tono más dramático, al estilo de las composiciones de Vivaldi. Igual que en “Yesterday”, Lennon, Harrison y Starr no contribuyeron instrumentalmente al tema, aunque John y George sí se sumaron en los coros.

Finalmente, “Eleanor Rigby” fue lanzada como single, con “Yellow Submarine” como Lado B. Y se mantuvo durante cuatro semanas en el número uno de las listas del Reino Unido. En Estados Unidos alcanzó el puesto 11 y fue nominada a tres premios Grammy

Fuente: http://www.lanación.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .