26 años sin Kurt Cobain: la vida del músico en dos grandes historias.

Es mejor estar quemado que desvanecerse”, dice un extracto de la carta suicida que escribió el músico Kurt Cobain emblema del grunge y artista fascinante , encontrada por la policía junto a su cuerpo días después del suceso del 5 de abril de 1994.

A 26 años de su trágica partida, evocamos al frontman de Nirvana, compositor de verdaderos himnos como “Smells Like Teen Spirit“, “In Bloom”, “Drain You” y “Come As You Are”, a partir de dos hechos que marcaron una vida intensa, creativa, sentida, a la que Cobain veía como un paso más hacia otro sitio: “Si morís, estás completamente feliz y tu alma sigue presente. No le temo a la muerte. La paz total y convertirme en otra persona: ésa es la esperanza más grande que tengo”.

1)La guitarra, ese regalo que le cambió la vida: Cuando Kurt cumplió catorce años el 20 de febrero, su tío Chuck le dio dos opciones para el regalo: una bicicleta o una guitarra. Como era de esperarse, el músico eligió la segunda alternativa. Se trataba de una Lindell eléctrica de seis cuerdas a la que le costaba dominar. Por lo tanto, debió recurrir a su tía Mari, especialista en el tema, para que lo ayude a ponerla a punto. Ese regalo marcó el destino de Cobain, al tiempo que fomentó su pasión por interpretar canciones de garage rock, heavy metal y punk rock.

De hecho, como cuenta el periodista de Seattle Charles R. Cross en su enorme biografía, Cobain Unseen, los dos primeros temas que Kurt quiso aprender con su profesor fueron “Louie Louie” de The Kingsmen y “Stairway to Heaven” de Led Zeppelin. Asimismo, el artista no quería despegarse del instrumento, suerte de apéndice de sí mismo, por lo cual lo llevaba a todas partes, incluso cuando ya estaba roto. En esta etapa, Kurt también comenzó a desarrollar su admiración por bandas como Black Sabbath y Judas Priest, cuyas composiciones interpretaba incesantemente.

2)El último disco que escuchó: Automatic for the People, el álbum de 1992 de la banda R.E.M., sonaba momentos antes de que Cobain decidiera quitarse la vida, al tiempo que la televisión estaba sintonizada en MTV. Recordemos que en dicho disco yace una de las canciones más tristes de la banda comandada por Michael Stipe , “Everybody Hurts”. En una entrevista que le brindó a la revista Rolling Stone en el año de su muerte , Cobain expresaba su fascinación por ese disco: “Sé que vamos a lanzar un nuevo álbum por lo menos, y tengo una idea bastante clara de cómo quiero que suene: etéreo, acústico, como Automatic for the People. Si pudiera escribir un par de canciones tan buenas como las que ellos escribieron…no sé cómo lo hacen, son los mejores”, manifestó Kurt.

Por su parte, Stipe, en una charla con Dazed , aludió a la admiración que siempre sintió por Cobain. “Ojalá hubiese vivido, era un gran compositor, un artista, alguien que había llegado al final de una cosa y que estaba listo para explorar una fase nueva, pero lamentablemente no lo logró”, concluyó el músico.

Fuentes: http://www.lanacion.com.ar y http://www.youtube.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .