Dolores O’Riordan, dos años sin la leyenda del rock.

El 15 de enero de 2018 murió ahogada accidentalmente una de las voces más importantes del siglo XX. O’Riordan, líder del grupo irlandés “The Cranberries”, dejó un legado inigualable en la música.

Desde pequeña tenía un interés particular por la música. Mientras sus hermanos jugaban con los demás niños de la zona, ella prefería estar en su casa escuchando melodías religiosas – que era lo único que su familia escuchaba –. A los cinco años aprendió a tocar el órgano de la Iglesia – el primer instrumento de muchos –. Ahí empezó a perfeccionar su técnica hasta el punto de que siempre le pedían que tocara en las misas, cosa que realizaba con gusto. 

A los 18 años su vida tomó un rumbo diferente. Tal vez, cansada de vivir bajo la monotonía y los excesos de protección de su madre – quien no la dejaba maquillarse y la obligaba a usar vestidos de color rosa para lucir más femenina –, se dio cuenta de que, si quería ser alguien en la vida, debía salir del lugar que la vio crecer.

Un día unos amigos la invitaron a adicionar para “The Cranberry Saw Us”, una banda de pop, rock y grunge compuesta por Feargal Lawler (batería), Mike Hogan (bajo) y Noel Hogan (guitarra). O’Riordan, recordada por su pelo azabache y su manera de vestir, dejó impresionado a los chicos con su talento y se convirtió en la vocalista del grupo. De esta manera nació, en 1989, “The Cranberries”, una de las agrupaciones musicales más recordadas del siglo XX.

La banda irlandesa se distinguió por tener un sentido crítico social. Sus canciones eran un reflejo de la situación por la que pasaba el país, razón por la cual lograron una conexión con el público irlandés al igual que con el estadounidense y canadiense.

El 1 de marzo de 1993 lanzaron su primer álbum “Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?”, que traduce “Todo el mundo lo está haciendo, ¿Por qué no podemos nosotros?”. Ese disco los ayudó a escalar en los escenarios musicales y a consolidar su carrera artística con los sencillos “Linger” y “Dreams”.

El siguiente álbum, “No Need to argue” llegó a ser primero en ventas en Australia, Francia y Alemania y sexto en Estados Unidos. El disco vendió 17 millones de copias y de ahí salió su mayor éxito: “Zombie”, una canción que refleja los alcances de la guerra.  

Legado musical

O´Riordan es recordada porque la mayoría de sus canciones eran autobiográficas, siempre hablaban de una experiencia por la que había pasado. 

Su primera canción “Linger” (1993) llegó al top ocho en Estados Unidos. La letra hablaba del primer beso que dio a sus 17 años. Un acto que la marcaría de por vida. 

Sus éxitos musicales como “Animal Instinct”, “Ode To My Family”, “I Can’t Be With You”, “Free To Decide”, “When You’re Gone”, “Promises”, “Just My Imagination”, “Salvation”, son canciones en las que narra pedazos de su

vida.Durante toda su carrera sólo se conoció que salió con un hombre: Don Burton, con quien se casó en 1994 y tuvo tres hijos: Taylor, Molly y Dakota. Se divorciaron en 2014 y desde entonces no se volvió a casar. 

Dolores O’Riordan murió el 15 de enero, a los 46 años, en un hotel de Londres, donde se alojaba mientras realizaba una sesión de grabación de una nueva versión de su gran éxito “Zombie”, sobre el conflicto en Irlanda del Norte.

Una forense londinense estableció que O’Riordan murió ahogada accidentalmente en la bañera de su habitación de hotel tras haber consumido alcohol en exceso.

fuente: http://www.elinformador.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .