Detalles del show del Cirque du Soleil sobre Soda en HBO

sep7timodia_show_fotos_03_picnicvitaminasmi_novia_tiene_biceps_-_ph_nancy_martinez_2_1_0

Este sábado 11 de marzo el canal HBO emite a las 7 de la noche el documental en el que el Cirque du Soleil presenta todo el proceso creativo que inspiró el espectáculo sobre Soda Stereo, que justamente se estrenó en jueves pasado en Buenos Aires, Argentina. (Galería Así es el show del Circo del Sol sobre Soda Stereo).

En el escenario Luna Park se dieron cita acrobacias, contorsiones, columpios y ciclos gigantes del emblemático Circo del Sol para presentar un particular reencuentro del público con el trío que durante 15 años, en plena efervescencia de los 80 y 90 del pasado siglo, puso patas arriba el panorama del rock de toda Latinoamérica.

Un total de 35 artistas en escena, acompañados de un vestuario de estética espacial, futurista y multicolor, fueron los encargados de transportar a las miles de personas congregadas en números con diábolos, saltos estratosféricos y cuadros visuales únicos, a un lugar en el que los mayores éxitos de la banda y algunas de sus canciones de culto cobraron otra dimensión.

Desde la gira de despedida de Soda Stereo de 2007, los fanáticos soñaron con volver a ver a los Soda juntos. Pero Cerati falleció en septiembre de 2014 a los 55 años tras cuatro años en coma por un accidente cerebrovascular que sufrió en un concierto en Caracas cuando ya se había lanzado en solitario.

Para “Séptimo Día” el circo recreó el ambiente de un concierto con público de pie que interactúa con acróbatas que saltan al son de “Canción Animal”, y hasta logran hacerlos sentar en una ‘guitarreada’ alrededor de fogatas artificiales para corear “Te para tres”.

Hay actos para fanáticos de Soda Stereo y también piruetas para los amantes de este circo con sello propio, que en esta oportunidad se sirve de un dron, cámaras 3D y hasta un acuario en medio del público para dar una versión de “Hombre al agua” capaz de contagiar sensación de ahogo en el espectador.

Al final, con una gigantografía del trío que hizo temblar tarimas desde Argentina a México entre 1982 y 1997, el público estallaba a gritos de las acrobacias de 35 artistas rusos, ingleses, neozelandeses, japoneses y argentinos, que saltaron de un extremo a otro al son de “Música Ligera”.

El detrás de cámaras presenta al público “desde las primeras ideas y bocetos hasta el armado del escenario, el entrenamiento y los ensayos finales“, dicen los realizadores.

Es la primera vez que la compañía circense de Canadá se inspiró en una banda de Latinoamérica para producir un show, luego de “Love” con música de los Beatles (2006); “Viva Elvis”, un tributo a Elvis Presley (2010); y “The Immortal World Tour”, en honor a Michael Jackson (2011).

El documental “#SodaCirque, Sep7imo Día – No Descansaré” entrevista a los integrantes de Soda Stereo Zeta Bosio y Charly Alberti, además de Daniel Kon, manager de la banda y también Benito y Laura Cerati, hijo y hermana de Gustavo Cerati. Así mismo los televidentes pueden conocer opiniones de Michel Laprise, escritor y director de “Sep7imo Día”; así como a parte de equipo de Cirque du Soleil de Montreal.

El documental de 1 hora se estrena por HBO el 11 de marzo, pero desde el 9 está disponible en la plataforma digital HBO Go.

Después de Buenos Aires, la gira partirá en 22 contenedores con destino a Córdoba (Argentina), Perú, Chile, Colombia (en septiembre de 2017) y México con presentaciones tanto en la capital como en Guadalajara para cerrar 2017. Bouchard apuesta que en 2018 también llegará a las ciudades estadounidenses de Los Ángeles y Miami.

Datos clave de “Sep7imo Día – No Descansaré”

En un despliegue físico y artístico del Cirque du Soleil, “Sep7imo Día” conjura un mundo fuera del tiempo, un lugar donde las emociones se entremezclan y fluyen como una marea, marcando el pulso de las canciones más entrañables de la banda. Con un elenco de 35 artistas, el espectáculo lleva a los espectadores a través de un recorrido visual de cuadros acrobáticos y artísticos deslumbrantes que combinan proezas físicas con momentos de belleza poética, utilizando el reino musical de Soda Stereo como plataforma hacia la exploración.

El argumento del show sigue a un joven llamado L’Assoiffé, sediento de sentido y justicia social, que sueña con un mundo mejor, se siente atrapado. Cuando se conecta a la música de Soda Stereo, es transportado a un mundo interior donde se siente libre.

La música de Soda Stereo se derrama sobre su mundo interno y crea una civilización entera que vibra al son de la música, la poesía, la cultura e iconografía del grupo. Los habitantes de este reino son la representación física de la música. Luego de vivenciar una serie de eventos y emociones inspirados por la letra de las canciones, L’Assoiffé termina por darse cuenta de que la música que llevamos en nuestro corazón es tan fiel como una verdadera amistad; profunda y eterna.

La escenografía representa un planeta inspirado por el mundo de Soda Stereo. En torno a este nuevo mundo que refleja el amor de la banda argentina por la ciencia ficción, se mueven satélites que avanzan hacia el ”campo” donde el público estará de pie, para crear la sensación de proximidad y participación absoluta, en un entorno multimedia en constante cambio.

El show cuenta con tres anillos futuristas, llamados Ruedas de la Infancia, que orbitan los planetas y son naves que simbolizan la niñez de cada uno de los integrantes. Estos anillos están equipados con pantallas LED en su exterior que cuentan la historia de los tres músicos.

Al inicio del show, aparecen tres paraguas en el centro de las enormes ruedas, que evocan directamente los tres anillos luminosos de la tapa del disco ”Me verás volver” y el elemento escenográfico central de la gira de regreso 2007. A través de esta evocación, queda implícito que “Sep7imo Día” retoma el camino dejado por la banda en 2007.

“Prófugos”, “Sobredosis de televisión”, “Persiana americana”, “Signos”, “Un millón de años luz”, “Luna roja”, “Hombre al agua”, “Ciudad de la Furia”, “Te para tres”, “Primavera cero” y “De música ligera” son las canciones que incluye el show.

En una movida sin precedentes que celebra la profunda conexión entre Soda Stereo y sus fans, Cirque du Soleil invitó a los fanáticos de la banda a participar del proceso creativo de “Sep7imo Día”. La iniciativa, que comenzó un año antes de la noche del estreno, demostró ser un éxito sorprendente. Más de 200 mil personas participaron, vía Facebook Live, de la creación del número que incluye la canción “Primavera Cero“.

Libertad y esperanza. Soda Stereo se fundó durante una época de conflicto político en Argentina, y la música de la banda llevó frescura y vitalidad a los adolescentes y apeló a su deseo de libertad. Con frecuencia, la música nutre nuestro mundo interior, un lugar en el que podemos refugiarnos e imaginar un mundo mejor. Para la diseñadora de vestuario Dominique Lemieux, el vestuario de “Sep7imo Día” incluye en su entramado los hilos de la esperanza de esta generación de jóvenes.

En un momento solemne y conmovedor hacia el final ─un número de pole dancing aéreo─, se proyectan imágenes de fans reales sobre el personaje principal utilizando técnicas de mapping corporal y, para culminar, las imágenes de Charly, Zeta y… Gustavo. Otra manera de decir un humilde y sentido “¡Gracias totales!“.

Escena por escena

Prólogo
En un homenaje al triángulo invisible que Gustavo, Zeta y Charly formaban en el escenario y que nadie podía penetrar, los espectadores están simbólicamente invitados al círculo íntimo de Soda Stereo, al centro de la acción, cuando el triángulo sagrado se abre para recibir al público.

Celebración de apertura
Con proyecciones de video que evocan una energía explosiva, este acto presenta un número de salto a la cuerda a un ritmo vertiginoso y vitamínico, y al compás emocionante del rock ‘n roll de los 80. Por momentos las cuerdas de los saltadores giran a una velocidad frenética y, en otros momentos, pareciera que flotan por el aire como ondas de sonido.

Prófugos
Este número de “aerial revolver” y misil evoca el amor apasionado y expresa el momento en el que una relación escala y se sale de control. Con la inclusión de las disciplinas del aro aéreo y el trapecio fijo, dos “fugitivos” giran en  revólveres de tres metros de largo. Luego pasan a un aparato con forma de misil en el que entrelazan sus cuerpos y giran en una danza vertical de inusuales movimientos ascendentes.

En remolinos
Este acto se basa en la paradoja entre la fragilidad de una flor y la fuerza del metal del que está hecho este espécimen gigante. Una flor de cuatro metros de altura hecha totalmente de metal, que es a la vez sorprendentemente frágil, se abre paso entre el público y abre sus majestuosos pétalos para revelar a una artista que realiza un acto de delicado equilibrio sobre las manos, en los pistilos de la flor. Con su gran energía, esta bella seductora y su flor simbolizan la potencia del rock y el fuego del amor.

Sobredosis de T.V.
Este acto evoca la sobredosis de información como consecuencia de la proliferación de los canales y las series de televisión durante la década de los 80. El personaje Corazón Roto, eco nostálgico de la Argentina pre-democrática, pierde su sentido de  identidad en una vorágine de efectos de cámara que rememora el eslogan orwelliano “El Gran Hermano te está mirando”.

Persiana americana
El artista que interpreta a L’Assoiffé realiza un acto con el diábolo mientras se desliza, hace malabares y lanza un carrete al aire, y literalmente baila con el dispositivo. En un momento de introspección, rodeado por su ángel guardián, el personaje explora sus capacidades creativas y entabla un diálogo con el planeta y el universo al compás de “Planeador” y  “Persiana Americana”, de tinte Brit-rock.

Signos
Este cautivador número de rueda acrobática es una combinación de técnicas de cuna rusa de rotación con habilidades de manipulación de objetos. El receptor, sujeto entre las ruedas gigantes, se convierte en un trapecio humano y hace girar y atrapa a su compañero en el aire. Este cuadro explora los lazos de la hermandad y los conflictos que en ocasiones surgen en la amistad.

Un millon de años luz
Una artista crea un dibujo de arena en tiempo real con sus dedos y manos mientras la imagen se proyecta en una pantalla elevada. Cuenta la historia de un hombre con el corazón roto que escapa a un planeta a un millón de años luz del origen de su dolor.

Crema de Estrellas
Lo que irradia
esta noche es especial
sobre el lago resplandecen
esperaba una tenue aparición
(…)
conversación astral
(…)
su cuerpo lunar refugio celestial
Un grupo de artistas realiza un ballet alucinatorio de brazos y piernas, tan real como onírico, en un caos organizado que es mitad coreografía, mitad manipulación.

Luna roja
En un solo que insufla nueva vida a esta antigua disciplina circense, una artista personifica el espíritu de Luna Roja y, sola en el planeta, realiza una danza fascinante suspendida solamente de su cabello. Este cuadro es un homenaje a los icónicos cortes de pelo que hicieron famosos a los integrantes de Soda Stereo a lo largo de toda su carrera.

Hombre al agua
¡Hombre al agua! Dentro de una enorme pecera de más de 6 metros de alto, este número es una metáfora de un compositor que encuentra inspiración en medio del proceso creativo de una nueva canción. El agua en la que se sumerge el artista de buceo libre (apnea) recrea la sensación del útero materno.

Ciudad de la furia
Un artista ejecuta un acto de cadenas aéreas impregnado de rock mientras otros dos realizan un número de calistenia callejera de alta intensidad sobre una gran rejilla metálica. Este número constituye una referencia directa al icónico video “En la ciudad de la furia”.

Te para tres
Este cuadro evoca a una persona que ya no está entre nosotros. Los artistas alrededor de la fogata lloran a un amigo que perdieron y ya no se encuentra en este mundo. Pronto se darán cuenta de que compartir las penas crea nuevos lazos.

Primavera cero
Un rayo azul luminoso es el símbolo de la vida recuperada. Con la combinación de diversas disciplinas de pole dancing (baile del caño), este sensual acto se lleva a cabo en un caño suspendido por encima del escenario mientras que otro artista hace girar un bastón luminoso por el aire. En este mundo azul fluorescente, se proyectan imágenes de los fans en una sucesión trepidante en un gran telón sobre el escenario usando técnicas de mapping sobre el cuerpo.

De musica ligera
En este final explosivo que combina la tradición acrobática italiana de banquine con técnicas de acrobacia llenas de potencia, los artistas realizan increíbles secuencias de acrobacia y pirámides humanas, haciendo volar por los aires a sus partenaires. El imponente final se extiende desde el planeta Soda Stereo y llega hasta el público al ritmo del potente himno: “De música ligera”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s